Cómo la temperatura afecta al sabor de los alimentos

Cómo la temperatura afecta al sabor de los alimentos

06.AUG.2014

Un mismo alimento tiene un sabor distinto en función de la temperatura a la que se consuma.  Aunque parezca muy evidente, expertos de la Universidad Católica de Lovaina, explican que cuanto más caliente es la temperatura de la comida que ingerimos más intensa es la señal eléctrica que recibe el cerebro sobre él, lo que concluye en una percepción realzada del sabor. Aun así, advierten que la percepción del gusto disminuye cuando la temperatura de la comida es superior a los 35ºC, posiblemente debido al hecho que la sensación de quemazón en la lengua enmascara los matices gustativos.

 

Esta reacción actúa como advertencia por parte del organismo al hacernos notar que podemos hacernos daño y es por ello que dejamos de prestar atención al sabor para “ocuparnos” de la sensación de quemadura. Incluso la temperatura de nuestra lengua también provoca que un mismo alimento sepa de forma distinta. Científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, descubrieron que si se calienta la parte frontal de la lengua se puede generar una mayor sensación de dulzura, mientras que si se enfría evoca un sabor agrio o salado.

 

Debido a estos efectos que la temperatura provoca en el sabor de los alimentos, desde Joselito siempre recomendamos conservar nuestra joya de la gastronomía a temperatura ambiente, nunca en el frigorífico, y a degustarlo a unos 25ºC, para que sus propiedades organolépticas no se vean afectadas y se realce todo su sabor. De todos modos, os invitamos a experimentar con la variedad de matices que ofrece el jamón ibérico Joselito a través de las múltiples recetas, frías y calientes, que Ferran Adrià ideó para Joselito LAB. Para conocer más detalles sobre las pautas de conservación  consumo del jamón Joselito, echa un vistazo al Manual de Corte y Conservación.

LINKS