Comer sin distracciones: usa tus manos

Comer sin distracciones: usa tus manos

20.AUG.2014

Hemant Mathur, chef del restaurante indio Tulsi de Nueva York galardonado con una Estrella Michelin, está poniendo todo su empeño para que sus clientes coman con las manos, sin ningún tipo de cubierto. ¿Grosería? Todo al contrario. Está comprobado que los hábitos y preferencias alimenticias están influenciadas por las normas sociales y, al fin y al cabo, por la cultura imperante en una región. En India es extremadamente educado seguir el ritual de comer con las manos, empezando por lavándolas y, en ocasiones, continuar con una plegaria. Si, además, se coge la comida con la mano derecha y solamente con el índice y el pulgar, se está mostrando un símbolo muy cortés.

 

El caso es que parece ser que no sólo razones culturales marcan este hábito. Comer es una experiencia multisensorial , por lo que al tocar los alimentos directamente con nuestros dedos se les presta más atención, analizamos su temperatura o el tamaño de cada bocado. La ayurveda, el sistema de medicina tradicional de la India, considera que el cuerpo responde al contacto con de los dedos con la comida, produciendo las enzimas necesarias para asimilarlas. Debido a este especial esmero y necesidad de contar con unas manos limpias en todo momento, se considera un proceso más higiénico que utilizando los cubiertos.

 

Servirse de las manos en la mesa también resulta más sano, puesto que el cuidado extra evita distraerse con el entorno, por lo que se come la cantidad justa que satisface a nuestro organismo y los nutrientes se asimilan mejor. Un estudio de la Universidad de Bristol afirma que los individuos que realizan otras actividades mientras comen se sienten menos llenos al terminar su comida y, por lo tanto, corren el riesgo de ingerir más alimentos de los necesarios.

 

Así, las restricciones con la comida en determinadas áreas del planeta pueden convertirse en toda una experiencia gastronómica en otras. Nosotros para disfrutar de unas finas lonchas de jamón Joselito lo tenemos claro: usa tus manos.

LINKS