Cada parte del jamón Joselito es única

Cada parte del jamón Joselito es única

07.JUL.2014

El jamón ibérico Joselito es una joya gastronómica que ofrece infinidad de posibilidades. No sólo permite preparar deliciosas y creativas recetas como las que presentamos en JoselitoLab, sino que cada pieza está conformada por distintos matices aromáticos y de textura que lo convierten en el aliado perfecto en la cocina.

 

Cada parte del jamón ibérico de bellota Joselito presenta una textura y sabor diferente pero igualmente excelentes. Así, si disponemos el jamón en el jamonero con la pezuña mirando hacia arriba, la parte que queda expuesta es la maza. Esta zona es la más jugosa puesto que es la que contiene una mayor infiltración de grasa en su carne. La grasa la convierte en la zona donde se aprecia mucho más el sabor ibérico del que está considerado como el mejor jamón del mundo: es el componente que mejor asimila las propiedades saludables de la bellota que ingieren los cerdos Joselito y este fruto es, precisamente, el gran responsable de dotar a Joselito de su inigualable sabor. Esta parte es ideal para llevar a cabo un corte clásico, finas lonchas preferiblemente del tamaño de una tarjeta de visita que combinen la parte del magro con la de la grasa. La zona de la punta, el extremo contrario a la pezuña, también es muy untuosa y con características similares a la maza. Con las lonchas, también podemos cocinar un sabroso crujiente Joselito, con el que obtendremos una textura sorprendente

 

El codillo, de sabor dulce y aromático, es la parte más elevada de la maza y puede cortarse en lonchas pero también a tacos, a modo de aperitivo o para cocinar. Asimismo, la babilla, opuesta a la maza es la zona más magra, más curada y menos untuosa, también resulta muy indicada para este tipo de corte. Además, estas partes también permiten realizar un corte en juliana, para utilizar el jamón Joselito como complemento para sopas y ensaladas, añadiéndoles el toque ibérico perfecto.

LINKS