El cerebro no engaña

El cerebro no engaña

10.MAR.2014
Hay algo que une a los profesores de marketing de todo el mundo: los peores casos de innovación de producto. El siguiente caso es uno de los greatest hits: a principios de los años 2000, una de las marca de salsas más conocidas a nivel internacional decidió que sería una buena idea lanzar una línea de producto basada en kétchups de distintos colores, alejándose del rojo tradicional. Un arcoíris de salsas en que el consumidor podía elegir desde el kétchup verde hasta el azul o el lila. Cuando la novedad pasó y los padres pusieron el grito al cielo por la cantidad de colorante que estaban sirviendo a sus hijos, el producto se retiró. A parte, el producto se percibía como extrañísimo , a pesar de que sabía exactamente igual que el kétchup tradicional. Precisamente, científicos de la Universidad de Oxford, del Programa de Ciencia Cognitiva del Colegio Occidental de Los Ángeles y de la Universidad de Trento…

LINKS